Geopolítica de las tierras raras o metales raros : la supremacía china

Por Damián Jacubovich analista y geopolitólogo 
Contacto: damian.jacubovich@yahoo.fr

Hasta hace algunos años, poco era lo que se mencionaba y/o se sabía acerca de las llamadas tierras raras o también conocidos como metales raros; progresivamente, la temática acerca de las "tierras raras" comienza a aparecer en los principales temas de actualidad geopolítica.


 Este grupo de elementos de la tabla periódica viene aumentando su presencia en la vida vida del ciudadano del siglo XXI, aunque una gran mayoría de la humanidad aún no sea del todo consciente de este fenómeno. Existen una variedad de entre 15 y 17 de ellas (dependiendo de cómo se las clasifique) y resultan absolutamente imprescindibles ya que son utilizados para todas las nuevas tecnologías : celulares, baterías, vehículos eléctrico, discos duros, energías verdes, aplicaciones militares, etc.


La China juega hoy un papel colosal en lo que respecta las tierras raras, ya que controla aproximadamente el 90% del mercado, siendo obviamente el primer productor de estos metales raros. Para algunos geopolitólogos, el gigante asiático tiene al mundo a su merced en esta área. Efectivamente, teniendo en cuenta lo “vital” que se han vuelto las tierras raras para el consumismo actual y el desarrollo de los países del planeta, y que la demanda de tierras raras a nivel mundial viene aumentando entre un 5% y un 10% por año, no es de extrañar que la supremacía casi absoluta sobre esta cuestión por parte de China se ha convertido en un arma geopolítica temible para este último. Un claro ejemplo es lo que sucedió en el 2011, cuando Japón arrestó al capitán de un buque chino que se había acercado demasiado a unas islas (Sensaku) en disputa entre China y Japón. China suspendió en ese momento la entrega de tierras raras a Japón hasta lograr la liberación del capitán. Japón y Occidente entendieron la moraleja : China tiene entre sus manos un arma diplomática  y la búsqueda de alternativas al monopolio chino en materia de tierras rara se ha vuelto poco a poco, en una prioridad en cuánto a este tipo de materias primas.  


Pero es importante señalar que si hoy China ocupa justamente este lugar de monopolio (así como otros países con otros metales como el Congo con el cobalto, o Brasil con el niobio), es porque además de tener unas reservas importantes, en los años 80, los países occidentales prefirieron dejarle a la China (y otros países) pagar el precio ecológico de esta extracción y refinamiento altamente contaminante para después comprárselos. En efecto el precio que hoy paga China por esta supremacía es gigantezco, el proceso de extracción implica entre otras cosas, la incorporación de ácidos y elementos radioactivos en las aguas para lograr la separación de las tierras raras. Un claro y trágico ejemplo es la ciudad de Baotou, situada en la Mongolia interior en China y uno de los principales polos de tratamiento de las tierras raras se encuentra en un estado de emergencia ecológica. Frente a esta situación, no es de extrañar que el gobierno chino esté pensando a su vez en tratar de delocalizar hacia otros países el efecto contaminante.
La ciudad de Baotou y su lago intoxicado

En la actualidad, China no solo posee enormes yacimientos, sino además importantes tecnologías de extracción, grandes competencias humanas en la materia, sumado a un poderío económico que le permite el desarrollo de grandes filiales industriales verticalmente integradas. Una vez más lo repetimos, el precio ambiental es incalculable. 

Por otro lado, estos metales ponen de manifiesto desafíos colosales en materia de geopolítica energética y por lo tanto, también ecológica. ¿Además de preguntarse acerca de esta nueva lucha silenciosa que las grandes potencias y los grandes mercados ya han iniciado alrededor de la producción y distribución de las tierras raras, también debemos preguntarnos en si emancipándonos de las energía fósiles como se pretende, no nos estamos en realidad empantanándo en una nueva dependencia y destrucción de nuestra madre tierra? Esta llamada transición ecológica no es finalmente una nueva estafa?

Una vez más queda confirmado que la nueva contradicción en este siglo XXI ya no es liberalismo vs socialismo sino consumismo vs Madre Tierra.





¿Representa Israel al estado Hebreo?

Por Damián Jacubovich analista internacional y geopolitólogo

Corán (Sura 21:51-71) “Antes, dimos a Abraham, a quien conocíamos, la rectitud.


Judíos, cristianos y musulmanes pueden de un punto de vista considerarse los tres orígen hebreo; es decir los tres reconocen como el mismo ancestro al Profeta Abraham, el primero en aparecer como "hebreo" en las antiguas escrituras. 

Por esta razón muslmanes, cristianos y judíos se engloban dentro de lo que se llaman las religiones abramicas.
 
Por lo tanto, se deduce que no es lo mismo ser hebreo, que judío.
Los judíos son aquellos descendientes de la tribu de Juda, una de las 12 tribus de Israel. El ser "hebreo" engloba esas 12 tribus y se extiende más allá.  

¿Porqué los musulmanes no puede reconocer a Israel como Estado Hebreo? 
Porque sería como reconocer dicho país como el Estado o País de sus ancestros, por lo tanto le deberían respeto y escucha. 










Abraham es considerado el primer hebreo por dejar su Caldea natal, y haber atravesado "del otro lado del río" Éufrates 


El hebreo reconoce también a los ancestros de Abraham como Noe



Tercera guerra mundia : la Rusia de Putín y el Sarmat

Por Damián Jacubovich geopolitólogo y anlista internacional

En  marzo del 2018 Vladimir Putin, (en medio de su campaña electoral con vista a las presidenciales) anuncia la creación del misil balístico Sarmat con “alcance prácticamente ilimitado”y que hace “inútil” el escudo antimisiles de EE.UU desafiando de esta manera la supremacía militar de Estados Unidos. 
Estados Unidos es hoy el único país del mundo capaz de dar combate en simultaneo en todo el planeta mediante sus comandos repartidos en todo el globo, tiene (según el SIPRI) el mayor presupuesto de defensa que representa el 40% del presupuesto armamentístico del planeta, posee además el 90% por ciento de las bases militares extranjeras en el mundo y el mayor número de porta aviones en el mundo (10 le sigue China con 2), y una de las mayores capacidades nuclear del planeta.

Alguna de las preguntas son ¿le sirve hoy de algo? y ¿quiénes sobrevivirían a una 3era guerra nuclear?. 

La humanidad depende de si misma. Un cambio es posible.



Tercera Guerra Mundial